Galgos abrazados, milord en clinica veterninaria, patita y mano

Rupert Shaldrake, "De perros que saben que sus amos están camino de casa"

Muchas historias de este tipo proceden de la Segunda Guerra Mundial, cuando se permitía a los pilotos dejar a sus perros en los aeródromos. Por ejemplo, Max Aitken, comandante de escuadrón, tenía su perro labrador en su base del Escuadrón nº 68. Edward Wolfe, que prestaba servicio a sus órdenes, me dijo: "Cuando el escuadrón estaba regresando de una operación de uno a dos aviones, su labrador negro, que había estado echado tranquilamente, se levantaba y se lanzaba afuera, al encuentro de su amo. Siempre sabía si Maz Aitken venía de regreso".

Recibí un informe muy parecido de las reacciones de un perro a su amo, piloto de un escuadrón de planeadores, cuando los aviones que regresaban eran casi silenciosos.

Al menos en un caso se puso a prueba la posibilidad de que la reacción de un perro pudiera estar desencadenada por el sonido de un avión particular. El perro en cuestión también era un labrador, que reaccionaba al regreso de su amo, un oficial de la RAF.

"Observó a su amo cuando despegaba en un avión y se echó a esperarlo. Cuando ese mismo avión regresó, el perro ni siquiera se levantó. Los hombres pensaron que el perro no había pasado la prueba. Pero se equivocaron. El perro, en cambio, tenía razón. Su amo no venía en ese avión. Más tarde se acercó otro avión desde la dirección contraria. El perro, excitado, se levantó de un salto sacudiendo la cola. Su amo había regresado"

( J.Greany ).

[Volver al listado de Enigmas]
Asociación de socorro animal amigos de milord - Palencia. - info@amigosdemilord.com
Dise˝o y alojamiento web www.sonet.es